viernes, agosto 12, 2005

NI TAN PERFECTO

Michelangelo Buonarrotti (MAB, en adelante) regresó a Florencia a los 26 años de edad, ya famoso, a intentar hacerse cargo de una escultura del David bíblico, a partir de un único bloque de mármol de Carrara de casi 5,5 m. de altura. Tras no pocos tropiezos, logra se le encargue el trabajo. El artista pide dejar constancia escrita del "mal estado" de la piedra, pues otro escultor había iniciado la escultura y luego, la había abandonado. El resultado es conocido por una gran parte de la Humanidad, Ahora bien: ¿Se trata de algo "perfecto" anatómicamente? Y, ¿por qué es tan famoso el David?
Años atrás, Donatello había dado un vuelco en la concepción artística del Davis, al realizar una escultura de bronce de un adolescente agraciado y sin la musculatura hipertrófica a la usanza de los dioses del clasicismo grecorromano. Es decir, elaboró a un pastor adolescente cualquiera, en una situación extraordinaria, como lo era derrotar a un gigante guerrero de una pedrada. MAB parte de esta premisa y plasma en piedra su concepto: un gigante blanco, zurdo, con cabeza, cuello y mano derecha desproporcionadamente grandes, y el triángulo de las piernas de ángulo aumentado -en contra de las leyes clásicas de armonía, proporción y equilibrio del clasicismo- y con un arbusto truncado sosteniendo la mole que amenazaba con venírsele abajo al artista. Vale la pena destacar la tensión muscular de los brazos, contrastando con la relajada expresión del resto del cuerpo; esta tensión ha tratado de ser explicada por el reciente lanzamiento de la piedra, pero queda desmentido por la presencia de la misma en la palma de la mano derecha. Por otro lado, un anatomista romano, quien recientemente ayudó a restaurar al David para celebrar sus 500 años, descubrió la ausencia de tallado de un músculo del dorso, uno de los elevadores de la escápula.
Entonces, ¿por qué son tan famosos MAB y su obra David?
A inicios del siglo XV, Donatello había estado involucrado en la realización en Florencia, bajo encargo de la Obra del Duomo, de doce estatuas colosales; una de ellas, el homo magnus et albu, el David. Por múltiples tropiezos, sobre todo la edad de Donatello, rayana en los ochenta, nunca se realizó. Cuando el proyecto, años más tarde, se retoma, MAB lucha por él y lo consigue, gracias a influencias y a su calidad artística. El David, mirando desafiante hacia la calle por donde partieron los Medici, fue el símbolo del rechazo de la ciudad a estos polémicos mecenas, papas y políticos italianos. Pero quiero recordar que, el día de su emplazamiento inicial en la Piazza della Signoria, la estatua fue saludada con insultos y piedras de una parte importante de los ciudadanos florentinos. Corresponde a Giorgio Vasari, fan de MAB, las expresiones más laudatorias de la época de su obra.
Hoy día, la obra de este portento de la escultura, pintura y arquitectura, eleva nuestras almas, sabiendo que fue... Ni tan perfecto.

9 comentarios:

protheus dijo...

Deseo pedir disculpas a quienes me lean, pues todavía no aprendo a colocar fotos ni links en los artículos. Paciencia...

rayita dijo...

Mucho se ha dicho sobre la "perfección" anatómica del David, se dijo que para su realización MAB había desenterrado cadáveres, de los cuales había estudiado la anatomía humana. Será verdad o mentira, nadie lo sabe.
Rayita

Anónimo dijo...

Feliz Cumpleaños..o fue una ilusión óptica o hasta ayer tenías 42?? EBE

rayita dijo...

Hermano, ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!. Los años que tienes poco importan, yo sólo se que me llevas muchosssss...Besos.
Rayita

protheus dijo...

Rayita, gracias. resulta "weird" que el primer saludo cumpleañero sea por este medio. Ebe, muy amable de tu parte. Sí, hoy cumplo 43. Paso siempre por tu blog y lo leo, pero me había dado "corte" dejarte algo escrito.

protheus dijo...

Leonardo estudió cadáveres hasta la saciedad, y su Hombre del Vitruvio, en el cual demostraba conocimiento anatómico impensable para la época y, además, le daba expresión matemática a dicho conocimiento, demostró que el centro del cuerpo no residía en el ombligo, sino en los genitales, lo cual satisfizo el sentimiento anticlerical del momento, alimentado por los excesos de Savonarola. Leonardo, zurdo, excéntrico y misterioso; pero sobre todo, brillante y rebelde. Miguel Angel era más un showman, un rockero virtuoso, y sus estudios los hizo de la mano de maestros reconocidos, Granacci y Ghirlandaio. Sus biógrafos y creadores del mito buonarrotesco, Condivi y Vasari, intentaron borrar esta larga relación (desde los 10 hasta los 23 años) para hacer de él un autodidacta. Desconozco haya realizado disección cadavérica por su cuenta. Incluso se conserva, hecha de sus manos, copia subrepticia de un dibujo de Leonardo de la Virgen, el Niño, san Juan y santa Ana, en el cual MAB remeda el trato que da Leonardo a la anatomía humana. Por cierto, Leonardo, de adolescente, fue ayudante de Andrea del Verrocchio, y pintó un ángel del cuadro de Verrocchio "El Bautismo de Cristo". El maestro, al ver la perfección clásica del ángel, juró no tomar más nunca un pincel en sus manos, y lo cumplió.

Hombre Lobo dijo...

Antes que cualquier otra cosa: feliz cumpleaños, tío. En cuanto al David, siempre me resulta curioso esa "desporporción" corporal que tiene, destinada a equilibrar la imagen cuando se le miraba DESDE ABAJO. En fin, ¿qué puedo decir?

Luzardo (AKA Procer) dijo...

Rolando, por lo de los links no te preocupes, todo eso se toma su tiempo aprenderlo.

Pues sí, yo andaba bastante perdido con lo del conteo de Ricardo, quizás no tanto como Chávez en un concierto de música sacra, pero en fin.

Con respecto al tema, bueno, las cosas perfectas no existen, se llega a cierto grado de precisión, pero no total. Incluso he escuchado que el david tiene problemas de la vista.

Luzardo (AKA Procer) dijo...

Dos cosas que olvidé: Feliz cumple atrasado, y bienvenido a la blogósfera.