miércoles, agosto 24, 2005

Amor Monstruoso


Me había prometido a mí mismo no escribir ni una jota (la más pequeña letra del arameo) sobre Sin City. Rompo esa decisión a petición de amistades.

Sin City rompe, ofreciendo lo mismo, con todo lo anterior. Se trata de tres historias de amor donde la redención no se consigue ni siquiera con la muerte. Tres historias que se entretejen y se tocan, en un guiño cómplice y magistral. Cinco estrellas para Robert Rodríguez.
En la primera historia, la mejor desde mi humilde trinchera, Bruce Willis lucha contra el peor par de demonios: los de su cuerpo, los de su alma. Lucha a muerte contra todo lo que le aleja de su deber y le arranca la vida a pedazos. ¡Qué historia! Y su victoria es pérdida para quien ama. Jessica Alba, hermosa, sobrenatural. Willis, en su mejor papel. Ojo, observen la mano izquierda en la foto que encabeza el post.

Mickey Rourke es ese extremo que rechazamos con fascinación: misántropo, homófobo, asesino brutal como ninguno (Jason quedó como marica maquillador ante él) y tierno agradecido con quien le brinda un poco de amor. Las escenas donde lo arrollan en un auto y en la cual nada por una tubería, inolvidables; magistral la escena y el diálogo con su "oficial de libertad condicional". Innecesariamente harcore algunas tomas; imagino buscando captar sádicos enclosetados ó adolescentes tras emociones fuertes.

La última parte, la de Dwight (Clive Owen), es la menos regular, con menos sorpresas, pero la que retoma el cómic en su mejor época. Aparte que una ciudad de fieras mujeres parece muy apetecible; si no lo creen, entrevisten a Herakles (aka Hércules) sobre su pasantía por la isla de las amazonas.

La estética de la revista de historietas participa como un personaje más, con sordidez y, a veces, atmósfera romántica.
Lo mejor: Robert Rodríguez y Bruce Willis reconciliados con un cine de altos vuelos.
Película no apta para adoradores de Barney.
No dejen de verla.

15 comentarios:

vaganancia dijo...

Tengo que ir a verla. Misteriosa redacción. ¡Qué mano tan rara! ¿Y eso? Tú eres el doc.

EBE dijo...

...que problema, debes saber que "madre que se respeta" adora a Barney y se sabe todas sus canciones de memoria....recuerda al Dr Jeckill y Mr Hyde...
Buen post..habrá que verla

Hombre Lobo dijo...

¡Que película! Y eso que, hasta la fecha, podía decir que no me gustaba nada el señor Rodríguez. "Sin City" es sin duda una película de personajes extremos, destructivos, que saben que no tienen que esperar nada del mundo porque el mundo no espera absolutamente nada de ellos. Increíbles todos los actores, desde ese genial Mickey Rourke hasta un Rutger Hauer que, con apenas un par de minutos de aparición, se la come en su papel de obispo corrupto. Increíble, no se puede dejar de ver. Sin duda uno de los estrenos del año. Te recomiendo que busques el artículo que le dedica la revista "Wired". Que grande.

protheus dijo...

Otra cosa: Robert Rodríguez supo hacer dos cosas grandes por sus actores. Logró que Willis y Rourke no sub-actuaran, pues estos dos gustan de la sonrisita y la miradita desviada. Aquí no, tuvieron trabajo actoral de verdad. Logró que Clive Owen, después de Tras las Líneas Enemigas, actuase, porque hasta esta película, andaba flojo. De las chicas de la película, tengo una sola palabra: ¡GUAO!

Hombre Lobo dijo...

¿Y qué me dices de Elijah Wood? ¿Y esa MARAVILLOSA Rosario Dawson? ¿Y ese ESPECTACULAR (como siempre) Benicio del Toro? Coño, la lista sigue y sigue. Es que no me puedo decidir por uno.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Sin City es negra hasta la médula, deprimente, ansiosa, salvaje, terrible, pero excelsa. Rodríguez ha dado un tremendo paso, mostrando una visión de lo que podría ser el cine a corto tiempo, uniendo economía y brillantez, con una realidad creada y recreada a voluntad y una inserción simple de complejos personajes dentro de ella.

Habrá muchos a quienes parezca excesiva y en realidad en algunos aspectos es así, pues no se tienta el corazón incluso para mostrar la violencia sólo por la violencia misma… ¿—tentar el corazón— dije? Sin City no tiene corazón, tan sólo voluntad, tan sólo pasión, emoción, vulgaridad, crudeza, traición y muerte… mucha muerte.

protheus dijo...

Silmariat: llegaste al punto de esa película. Lobo: cierto. actuaciones fuera de lote.

Maléfica dijo...

Bien interesante este blog, pero lo que más me gustó fue el URL: Colotordoc; ese personaje me encanta.
Gracias por pasar por mi castillo embrujado.

protheus dijo...

Bienvenida, Buenéfica. Lo del URL es porque soy médico con un poeta escondido bajo la bata.

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

¡Hola!
Precisamente vengo de comentar sobre esta peli en el blog de un amigo. La película ha dado que hablar.
Yo comentaba que precisamente al parecer, Tarantino vuelve a apostar por los "antivalores" norteamericanos íntimos más marcados para en esta película. Su manera de exagerarlos, hiperbolizarlos o obligarnos a impactarnos es a través de la esencia del comics.
A mí me gustó más el fondo que la forma, para ser totalmente honesta.
Coincido con que Robert Rodríguez se destaca.
Ahora bien, de todas la pelis de Tarantino, la que de verdad me ha gustado sobremanera es "Pulp Fiction".
¡Excelente tu post! Muy claro y desenvuelto.
Saludos.

Luzardo (AKA Procer) dijo...

Rolando, te me adelantaste, cualquier cosa que yo escriba estará de más. Tengo pendiente verla, no he podido hacerlo.

EBE dijo...

...que pasó??..porqué te arrepentiste..."te pareces tanto a mí..que no puedes engañarme"..es medio chiste, pero no entiendo porque lo sacaste de circulación??..estaba no apta para adoradores de Barney ...pero...interesante para el debate, en fin..esperaré

protheus dijo...

Ebe "la terrible". No se te escapa nada. Ese post lo coloqué en un momento de frustración, lo reconozco, porque yo sabía queconvivo con una caterva de "culturosos" (Por cierto, ninguna de las personas que me honran con sus comentarios en este blog), quienes me acechan para opinar cosas insólitas. Las dos que me ARRECHARON provienen de alguien que se atrevió a conminarme a destapar mi olla con mi amante del poema (Ese poema lo escribí inspirado en la canción Still de Lionel Ritchie, leyendo un poema de Nezahuatlcóyotl, hace 2 vidas atrás), y de un aventurado que me conminó a evitar cualquier comentario personal en mi blog. Como yo, hasta este momento, creí ser un hombre libre, LIBRE (Por ahora), reaccioné en contra de los Creacionistas y su Diseño Inteligente. Digo, le di la patada al perro por la cachetada de la dueña.
He aprendido que, bajo esas circunstancias, no se escribe. Recordé Barco de Piedra, de A.Eloy Blanco, y muchos poemas "basura" de Ricardo Neftalí.

EBE dijo...

...tío, bienvenido al Club

Rayita dijo...

...hermano, recuerda que "la oveja no da la lana hay que quitársela". No le pidas a los demás que te entiendan, ni siquiera que compartan tus posturas, es tan simple, defiéndelas.
Te quiere.
Rayita