miércoles, noviembre 09, 2005

LA ESENCIA DEL TANGO

¿Quién puede olvidar la escena de Perfume de Mujer, en la cual Al Pacino saca a bailar a una hermosa y solitaria muchacha desconocida?
Ella, azorada, le dice, excusándose: "No puedo, porque mi novio va a llegar en unos minutos", y el personaje invidente, con firmeza, replica: "Pero... ¡En un momento se vive una vida!"
Y el tango Por Una Cabeza inunda el salón.

Desecho la tentación de explayarme sobre ese filme portentoso, para pasar a hablar del tango.
La Argentina de 1880 estaba compuesta por una enorme masa de inmigrantes que duplicó desigualmente la población en pocas décadas, de manera que más del 70% de los residentes de Buenos Aires eran del sexo masculino. El 25% de estos pobladores eran negros.
Mientras los blancos bailaban mazurcas, polkas y valses, los negros hacían lo propio con los candumbes, el cual se bailaba prestando mayor atención a la percusión que a la melodía.
Tangó era el lugar donde la negritud se congregaba a festejar, y pronto la palabra obtuvo su acento grave, como la mayor parte de las palabras castellanas. En la geografía africana hay muchos topónimos con ese nombre; sin embargo, el, orgullo blanco porfía en recordar que tango era el nombre de un palo flamenco español.

En 1870 se popularizan en los barrios bajos o arrabales las academias o perigundines (Prostíbulos, pues), donde la excedente población masculina volcó sus fueros. Luego surgieron academias más refinadas -léase lupanares costosos- donde los ricachones iban de farra. El tango se inicia con violín, flauta y guitarra; cuando esta última escaseaba se acomodaban con un peine hecho instrumento de viento al intercalar un papel de fumar y soplar. El soplador marcaba el ritmo. El bandoneón, instrumento por antonomasia, llega tarde, en 1900 y sustituye lentamente a la flauta, llegando para quedarse.

Los títulos de los tangos no dejan lugar a dudas de su origen de baja ralea: "Dos sin sacarla", "Qué polvo con tanto viento", "Con qué tropieza que no dentra", "Siete pulgadas", y otros. Por cierto, el hermoso tango El Choclo, no se refiere a la mazorca de maíz, sino al chocho, coño o... Bueno. En fin.





De Argentina a París, el tango se viste de gala y pierde su aire bastardo. En esos años la capital francesa respiraba pasión por el baile y los ritmos nuevos. Los niños bien de Buenos Aires llevaron el tango a los salones de baile, donde su proximidad física y contacto con fines sensuales fueron aceptados sin problemas en la relajada capital europea.

La palabra milonga, en lengua quimbundu significa queja, lamento, reclamo, y así pasó a designar un ritmo en especial.

De cualquier manera, y a pesar de sus modestos orígenes, el tango es un baile de una belleza y sensualidad extremas, un regalo para nuestros sentidos, y también para el alma.

Quiero finalizar el artículo invitándolos a disfrutar de la película Scent of a Woman (Perfume de Mujer), sea la versión de Al Pacino y Chris O'Donnel, bajo la dirección de Martin Brest, en 1992, basada en la novela Il Buio e il Miele, de Giovanni Arpino, o la película original de Dino Risi, de 1974, con Vittorio Gassman, cuyo argumento difiere sustancialmente del remake americano de 1992. No he leído el libro.

Y los dejo con una frase del Coronel Slade en la película: "No estás en posición de disentir, niño. Yo tengo en mi mano una .45 cargada, y tú tienes espinillas."

16 comentarios:

protheus dijo...

Quería hacer unos comentarios al margen: La mayor parte del artículo lo he sacado de tres páginas web conocidas y a la orden, y del libro Viva el tango. Mi computadora tiene plomo en el ala y no lgro hacer se oiga castpost ni bajar canciones de emule, kazaa o Limewire, por lo cual los animo a oír tangos con este post.

Hombre Lobo dijo...

Y eso que te faltó decir una cosa curiosa: el tango se bailaba en unos sitios y ambientes donde lo que predominaba eran los hombres. Por lo tanto, no era raro encontrarse a dos hombres bailándolo.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

"El último café" y la película de Saura "Tango"
Te las debo!

PS: TONTO!!!

Hily dijo...

TAngo..pasion desbordad amigo...aun recuerdo la respiracion de mi profe de danza cuando me sakaba a una pieza..exquisito..intenso..
completamente de acuerdo con tu post...besos a licor..Hily
tu amiga la mariposa y fiel lectora

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

Bonito post.
El tango es una manifestación de arte y también de ideas. Dicen que la vida es un tango. En el tango y en la vida hay pasión, hay protesta, hay desgarramiento.
Excelente la escena del baile en "Perfume de mujer", así como la escena del discurso final de Al Pacino representando a O´Donnel en el auditorium, recuerdo que me causó hasta escalofríos.
Una vez, hace unos años, un amigo escritor argentino (que escribe tangos también) me escribió un tango al que tituló: "La Piba Carcelera y El Poeta". Aquí lo tengo, cantado por él mismo, te lo voy a pasar por e-mail, si me pasas un correo g-mail.
El tango, sus letras, su baile, es un llamado a la atención y a los sentidos. Sin duda.
Cariñosos saludos.

Anónimo dijo...

Oh, el tango es la más sensual de las expresiones culturales de América Latina... letra y música están hechas para la pasión. Buen post, RR.

arcana dijo...

Esto es la respuesta al comentario que dejaste en el post de Nelson...
Por demás esta decirte que Gracias por la vista por tan bello mensaje..

Yo creo que siempre hay un hombro , un refugio donde llorar, y alegrarse en el corazón de dios sin importar como se llame "Dios" Buda, Jesús , Alá etc allí es un puerto seguro en un plano espiritual y en el plano físico cuentan con el mío
Namaste!

Kareta dijo...

A mi abuelo (materno) le encantaba el Tango, hacía que le pusiera en las tardes sus discos para pasar la hora de descanso escuchándolos...este 17 de noviembre se cumplen 6 años de su partida, hiciste que lo recordara con sus ojos cerrados disfrutando de su querido tango.

Petrusco dijo...

Ese es un peliculazo en verdad!. Yo vi fue la versión de Pacino. Está muy buena tu reseña sobre el tango. Yo hice con mi esposa un nivel de Tango aquí en el Centro Uruguayo Venezolano y de verdad fue toda una experiencia. Saludos y gracias por tu comentario en mi blog. La próxima vez avisaré con más tiempo el toque :(

Andrés dijo...

Caminito, esta noche me emborracho, la ultima copa, silencio, volver... joe el tango es la misma vida, el tango es gardel.

Nelson dijo...

Hola.
Tango amigo mío es un sinónimo re un romanticismo indómito, donde la elegancia con la pasión conjugaban un estilo único.

Cuando empecé a recorrer la líneas de tu post empezaron a sonar en mi mente, las melodías y canciones de Gardel que tanto le gustaban a mi padre.

Hoy día cuando escucho un tango, pongo cuidado a la letra y siento el ritmo al compás de esa melodía.

Muy bueno

Saludos

Lycette Scott dijo...

Hola Protheus, me hiciste recordar, mi tango inolvidable y el primero que escuché en mi vida es Madreselvas de Gardel, es inolvidable porque me recuerda la película Il Postino, donde el cartero llega a casa de Neruda y éste, se encuentra bailando esa canción con Matilde, romantica e inolvidable.

Fedosy dijo...

Hola Pro Master, muy buen trabajo sobre el tango. Me maravillo tambien hoy dia en Bajo Fondo Tango Club. El nombre lo dice, el tango sale de alli, de los burdeles. Y es las malas companias son las mejores, como dice Sabina, que ha hecho tambien algunas cosas con base en el tango. Si nos pone algo de la vida de Gardel para mas adelante le agradeceria. Gardel en Venezuela, en especial.
Saludos y larga vida al tango.

Fedosy dijo...

Por cierto, has quedado enlazado desde la caja.

Alguien ame el tango y a Verne, debe ser liedo con frecuencia, por lo menos por mi.

Saludos

(te debo los acentos)

Ximena dijo...

Mauricio y yo sabemos que resumes y simplificas tus artículos para hacerlos amenos y sencillos. pero nos unimos a Fedosy: háblanos de Gardel, largo y tendido. Por favor. ¿Es cierto que nació en Uruguay?

arcana dijo...

Hay una respuesta para ti en el blog
Namaste !