martes, noviembre 28, 2006

Historia Médica VIII

I

El vaho de las montañas que se desperezaban inundó los pasillos del Hospital.
Temprano, como siempre, el Médico Interno enfiló sus pasos hacia la primera sala de enfermos, acompañado por la enfermera de turno.
Allí, en una cama protegida por un mosquitero blanco, reposaba su paciente más importante: un gigante con una anomalía cromosómica - tenía un cromosoma sexual Y de más - que lo hacía superior físicamente y con una agresividad fuera de lo común.
El Médico hacía su pasantía por Cirugía Plástica y, entre otros casos menores, le habían asignado éste. Se trataba de un hombre que había degollado con un cuchillo de cocina a toda su familia y luego le había prendido fuego a la vivienda para, finalmente, intentar degollarse a sí mismo, lo cual no pudo concretar.
Verlo resultaba impactante, pues la mitad posterior de su cuerpo estaba quemada, y en su cuello podía verse una fina herida suturada que atravesaba su garganta como un ciempiés hibernando. La única vida que revelaba su rostro la aportaban sus ojos, inquietas lagunas de brea en un desierto de granito.
El Médico saludó al paciente sin obtener respuesta.

Médico y enfermera fueron retirando las gasas parafinadas que cubrían las quemaduras, para dar inicio al ritual del baño diario en la tina de quemados.
Entre ambos pasaron al paciente a una camilla y lo llevaron a un área privada, empezando a sumergirlo en la tina.

El gigante se dejó hacer, mientras su cerebro, embotado por sobredosis de calmantes oía voces lejanas que se iban materializando...

(Lasodioatodasodioatodosyquieromorirmelasvanapagartodasjuntas)

La enfermera captó la seña del doctor, quien le pedía el cepillo para retirar flictenas (ampollas); a pesar que el Médico lo hacía con sumo cuidado, el procedimiento era siempre doloroso, por lo cual el paciente estaba impregnado de opiáceos.
El Doctor empezó a restregar al paciente, con paciencia y delicadeza.

(Quientecreesparahacermedañotevoyamatar)

De pronto, con un gran chapoteo y movimientos violentos, el paciente empezó a convulsionar, tomando desprevenidos a sus curadores.
En medio de la confusión, el gigante se deslizó del borde de la tina, sin sustentación alguna, hacia el fondo. Pero, mientras se hundía, una de sus manos emergió y aferró al Médico por el cuello, quien sentía una tenaza de acero que le iba haciendo perder el conocimiento. Ni con toda la fuerza de sus brazos podía zafarse mientras era arrastrado de cabeza hacia la tina.


II


Fue necesario el concurso de dos personas más para liberar al Médico y llevar al paciente hasta su cama.
Ahora, alrededor del lecho estaban el Interno y el Jefe de Cirugía, conversando.
- Entonces, ¿no crees que haya sido adrede?
- No -respondió el Interno-, yo creo que intentó asirse de algo para no ahogarse, y se encontró con mi cuello.
El Cirujano miró al paciente, el rostro perdido, la mirada encendida.
- ¿Se siente usted bien?
Los ojos del paciente se fijaron en los del Interno, y le dijo queda pero fríamente:
- Lo sé todo sobre tí.
El Interno se sobresaltó.
-No le entiendo. Yo...
- Lo sé todo: dónde vives, el nombre de tu esposa, de tu hija, el colegio donde estudia...
Los dos Médicos parecían personajes de un museo de cera mientras el hombre continuaba su discurso.
- Todos estos días hablando mientras creía que yo dormía; pero lo estaba oyendo todo. Cuando salga de aquí, le haré una visita, Doctor. A usted, a su esposa y a su hija.
El cirujano recobró la movilidad con agilidad felina.
Sin mediar palabra, tomó una inyectadora y la clavó en la tapa de goma de un frasco que decía Insulina. Retiró del frasco 20 cc de líquido transparente.
El paciente estaba terminando una frase:
- Me voy a divertir mucho con ustedes.
- No lo creo- dijo el cirujano mientras introducía la aguja en el catéter del paciente y empujaba el émbolo de la inyectadora hasta el final, llevando varias veces la dosis letal de insulina al cuerpo del paciente.
Mientras el gigante agonizaba, el Cirujano miró al Interno, quien tenía la cara desencajada por el horror.
- Hijo, acostúmbrate. Todo Médico lleva una carga inmensa de dolor en su vida: el dolor compartido de los pacientes, el de las cosas que no nos salieron bien, el de la incomprensión de quienes nos juzgan a la ligera, el de la soledad de estos pasillos. Pero hay un dolor que no tenemos que tolerar: el de los malagradecidos.
El Cirujano pasó el brazo sobre el hombro de su alumno y se lo llevó lejos de la sala.
Afuera, en los pasillos del Hospital, el Sol barría la bruma soplando luz por doquier.


73 comentarios:

Jacqueline dijo...

Tu relatos son perturbadores y lo chupan a uno. No es una manera académica de describir su efecto pero funciona.

Un beso, "diablillo".

Tarí Alcarin dijo...

WOW! Protheus me has impresionado muchísimo con tu sorpendente relato. Notable! De principio a fin. Exquisitamente melóvolo.

Besitos.

Rodolfo N dijo...

Magnìfica descripciòn en tu atrapante relato, amigo
Un gusto leerte.
Un abrazo

LuisCarlos dijo...

Si me hicieran la pregunta de los temores, diría eso: Temor a sentir dolor.

cintya dijo...

muchas gracias por tu coemtario en la pecera.. me ha fascinbado tu blog, volvere por aqui

Freyja dijo...

que impresionante, ademas lo relatas muy bien amigo
gracias por tus saludos en Solo Sueños
te dejo besitos y que estes muy bien
que mañana sea un gran dia, cuidate



besos y sueños

bettyylavida dijo...

no sabía muy bien adónde llegaría la historia pero al final la encauzas con un final con moraleja,excelente
amigo, te invito a la pecera

mi email es bettyylavida@yahoo.es, si quieres participar sólo tienes que enviarme un mail y te añadiré, muchas gracias no sólo por participar en la pecera sino también por darle la importancia que tiene, saludos!

AnGe!... dijo...

Hola Prot!! Vengo a darte mil gracias por tus palabrasen mi cumple!! Y decirte que para tu hijita toma mi conejito saltarín cuando quieras!! Sólo click derecho sobre el conejito, guardar imagen como y listo! ;) Un besho a los dos!! ^^

ERÓTIKA dijo...

MMMmmm sarcasmo puro, te espero, :)
un beso..

AMAPOLA dijo...

Te amé desde el latido trasnochado
un 13 de mayo, y de otoño.
En donde el eco del tiempo
recogió mis heridas
y te hizo espejismo.
Te amé desde los pies descalzos de mi tierra
desde el inmaterial sentido de mi cuerpo
hasta el vacío tuyo.
Te amé sobre razones inconclusas
donde se ahogaron los segundos
que nunca más te dieron.
Hasta perder mi esencia, y los sabores
hasta empapar mi sangre con tu hiedra
hasta caer en la conciencia más absurda
y llegar a abril
por la vereda del frente.

Yashvé dijo...

Perturbador… creo que es la mejor manera de de describir este relato, no por perturbador deja de fascinante, impactante,.. como una buena película de misterio me mantuvo atenta todo el relato, curiosa en el ahora qué? … Te leo por primera vez y quede maravillada seguiré visitándote

Yashvé dijo...

Perturbador… creo que es la mejor manera de de describir este relato, no por perturbador deja de fascinante, impactante,.. como una buena película de misterio me mantuvo atenta todo el relato, curiosa en el ahora qué? … Te leo por primera vez y quede maravillada seguiré visitándote

Rita dijo...

Que relato tan absorbente y perversamente perturbador.
¡Qué manera de escribir!
Me gusta tu estilo, en ocasiones me intimida,
en otras me conmueve. Nunca me dejas indiferente.

Pansy dijo...

Engancharse en tus historias no es dificil ...
Como siempre es un placer venir a leerte ...

Un abrazo fuerte!

..·: Anita :·.. dijo...

Qué gran manera de escribir...

Te felicito, te seguiré leyendo, atrapada en tus palabras, en la trama de tus historias.-

Bob dijo...

Uno de los mejores relatos que he leido

Me quito el sombrero, y si 40 años no son nada 20 menos, felicidades por sus cumpleaños de graduado

Saludos

Dr. Bob

arcana dijo...

Mi estimado Dr. Celoso, su imaginación levanta vuelo con asombrosa facilidad. ¿Y si luego tiene dificultades para volverla aterrizar? Le haría bien asentarla con una buena comida. Le tengo la receta ideal, pase a saludarme en mi blog. Un beso. Namasté.

Darilea dijo...

Me gustó tu relato.
Cuando menos lo espera salta la liebre.
Besitos.

Freyja dijo...

te paso a dejar un abrazo grande y que tengas un buen fin de semana
besitos y cuidate


besos y sueños

Perséfone dijo...

He quedado congelada.
Al terminar lo releí y me congelé otra vez.

Que excelente relato!

Abrazos.-

protheus dijo...

Lo verdaderamente escalofriante del relato es que es cierto (excepto el desenlace con la ampolla de insulina, lo cual inventé para darle dramatismo con algo de ficción): me ocurrió a mí cuando fui Interno en el Hospital.
El paciente se recuperó y fue recluído en un Psiquiátrico.
Saludos a todos.

Qymera dijo...

He leído este texto y creo que tengo que digerirlo todavía un poco, tu sabes, por eso del tema. De entrada puedo decirte que esta muy bien trabajado, podría servir hasta para guión de película. Ahora hay que ver el tono (esta muy cerca la voz del narrador y la del personaje principal, parece un desdoblamiento antes que una narración con voces diferenciadas y otro detalle, cuida el lugar común: "no sin gran esfuerzo" aquí podría servir otra buena metáfora como las que ya has usado: "sus ojos, inquietas lagunas de brea en un desierto de granito" o "una fina herida suturada que atravesaba su garganta como un ciempiés hibernando" o "Los dos Médicos parecían personajes de un museo de cera" . Esto te lo digo no con mala intención, sino porque he sentido hacerlo: eres muy buen escritor y esto lo digo sólo como apasionado lector. En fin que escribes super y al leerte me imagine que lo estaba haciendo entre las tapas de un libro ;) Un abrazo.

alma dijo...

La panorámica me recordó a una espera de días en un hospital en que hablaba en silencio con la montaña que se asomaba a lo lejos por mi ventana...

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Doctor Prot! Excelente guión para Brian De Palma, ¿no cree usted? Dios! Pensar que fue cierto...Saludos Doc!

IGNACIO dijo...

No se si sabes que en este pais, se están haciendo leyes de protección, justamente para doctores y profesores.

Yo del cirujano hubiese echo lo mismo, y agradezco a los cirujanos que mi cabeza se sostenga con mucho titanio, y tantaleo.
Un abrazo amigo.

Post.
Ya se supone y se sabe que en todo buen escritor, como en la cirugía siempre hay un borrón.

Catira dijo...

Hola Dr. Me encantó tu relato. Muestra que hasta las más buenos llevamos algo oscuro por dentro...
Besos

Isabel Romana dijo...

Una historia espeluznante, brutal. Quizá el hombre quería morir. Lo malo es que convierte al médico en asesino. Saludos cordiales.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Cuántas historias perdidas por los pasillos de los hospitales, no?

Todo lo mejor para ti.

PS: Fue todo un honor compartir una cena contigo. Gracias por todo y por nada, gracias por nada y por todo.

Rafael P.Q. dijo...

Excelente escrito. Confieso no haber leido mas de ti, pero a juzgar por estas lineas, lo haces bien. Tienes madera de escritor si sigues en esta linea, desde luego. De hecho, yo iba mirando blogs y blogs, -venia a partir del de Qymera-, y mirando y mirando me he detenido en el tuyo.
Lo de las voces me parece original.
Y como relato, tela marinera. La atencion va in crescendo, hasta la vuelta de tuerca final.
Saludos agradecidos por esta lectura, hacia la cual tengo admiración.
Buen dia, escritor.

Dicson dijo...

Uy, saludos...
Sabes, Doc? A mi abuela le hubieran encantado tus relatos... Fue médico por 44 años, maracucha de buena cepa graduada de la ULA. La delicadeza y fuerza de tus escritos me recuerdan mucho su irrestricto carácter, que me marcó para siempre.
Aunque dudo mucho que hubiera recurrido a la insulina, como el médico de tu cuento. Ella simplemente le hubiera pegado un tiro en la frente.

ERÓTIKA dijo...

Hola P te he extrañado..te espero pronto,(nuevo blog
http://sonrisas-gratis.blogspot.com/)

Besos, E.

Naky Soto dijo...

Prot querido:

Tú y tus ritmos. Me sacas de la poesía para meterme en este relato, a ver, déjame repetir lo que otros, pertubador.

Y de paso la cosa es cierta. Y de paso la viviste vos ¡no que va! ¡es como mucho!

Un abrazo pre-navideño,

Khabiria dijo...

Mi estimado Protheus, luego de varias relecturas, solo se me ocurre preguntarte: Cuál es tu "carga inmensa de dolor"?
Un abrazo
:)

Câline dijo...

Prot: me quedé estremecida y luego de leer que el suceso fue cierto en parte, me da más miedo todavía... es el tipo de cosas que no podría soportar.
Está muy bien contado, pero no me gustó (perdón).

azzura dijo...

Con tu permiso guardaré este relato. Sólo para mí, para releerlo una y mil veces. Genial Protheus.. mi enhorabuena
Y un gran beso

mariannextreme dijo...

Te extrañé en la reunión de blogueros :-( , un abrazo!

LuisBond dijo...

"- Hijo, acostúmbrate. Todo Médico lleva una carga inmensa de dolor en su vida: el dolor compartido de los pacientes, el dolor de las cosas que no nos salieron bien, el dolor de la incomprensión de quienes nos juzgan a la ligera, el dolor de la soledad de estos pasillos. Pero hay un dolor que no tenemos que tolerar: el de los malagradecidos."

UFFFF eso me llego hasta el alma!! Excelente relato. Pasaba a saludar y reportarme, pues gracias a un comentario tuyo he vuelto a las andanzas, espero verte por mi blog! Saludos!!!

www.luisbond.com

Depeco dijo...

Tengo el agrado de recordarle señor, que estamos de aniversario!!! hoy se cumple un añito del encuentro aquel en la Colonia Tovar!!

Un abrazo!

Rodolfo N dijo...

Tremenda historia, amigo.
Apasionante como la vida de un médico.
Un abrazo

Gustavo er Cura dijo...

Felicidades excelente relato. Desde ya en tierras Venezolanas te dejo un gran salu2 y que esta nueva navidad, en que nace el Rey de Reyes, haga crecer en ti esa cada dia mas esa vocacion que tienes de padre de familia,
Salu2 desde este lado del charco

Oswaldo Aiffil dijo...

FELIZ NAVIDAD DR. PROT!!!! UN ABRAZOOO!!!

Pagana dijo...

Querido doc, tiempo sin venir a verlo, es que estuve con poco tiempo libre. Veo que a ud le toco pasar por algo similar.
Espero que todo esté en orden y que el nuevo año lo encuentre fuerte y alegre.

Un abrazo enorme!

Gre dijo...

Tiempo sin comentarte Doc pero no deje nunca de leerte... Como siempre mordaz y afilado... Y si algo he aprendido es a tratar bien a quienes tienen relacion con lo que va a entrar a mi cuerpo o va a estar demasiado cerca; sea medico, cocinero, manicurista... Cualquiera. Saludos desde los lamentos en azul.

almaenamorada dijo...

Amigo hay un error en mi pc..y no me permite leerte bien..(no se porq me pasa mas seguido aqui, ocntigo..)
Disculpame no pder disfrutarte eta vez..es el 3er. intento que hago..
y no lo logro..
=(

Sin embargo, si quiero dejarte un fuerte abrazo, y que por siempre los deseos de la felicidad te cobijen y te regalen la luz que necesites.
Muy Feliz Navidad!

=)

Natinat dijo...

Hola guapo Protheus!! Te vengo a dejar mi abrazo para compartir contigo la alegría de estos días.

Disfruto mucho de tus excelentes relatos

Felices fiestas llenas de alegría, y bendiciones para el Año Nuevo 2007, son los deseos vehementes de tu amiga que te aprecia.

El año entrante seguro que estaremos más en contacto y volveremos a unir afecto, a la magia de las letras y el sentir del corazón

Muchos besos compartidos que os den vida

Nati

CABINA AÉREA dijo...

Bad idea esto de los comentarios moderados....ahora entras furtivamente y te vas.
Deseo de corazón que tu alma bloguero renazca y la inspiración continúe -no en solitario- -si en colectivo-

Luzardo (AKA Procer) dijo...

¿Qué te pasó?

Feliz 2007

Pansy dijo...

Dr. Proth! que es de tu vida? ... Vine a dejarte mis cariños por aqui!
Un abrazo fuerte!

almaenamorada dijo...

Feliz 2007, amigo!!!

He empezado a leer tu publicacion de aqui..mas..no helogrado terminarla..(se borra en las ultimas letras..., no se porque..solo me pasa qui contigo..)

=(

Ayyyyy..me quedo una vez..mas en la incertidumbre...ay...

Mientras tanto..te dejo un gran abrazo..esprando noticias tuyas.
=)

blueberrie dijo...

De regreso a casa he leído tu comentario y quiero agradecer tu presencia en mi blog. Me he ausentado bastante, sigo disfrutando lo poco que me queda de vacaciones. Te deseo lo mejor para este 2007, un fuerte abrazo!

arcana dijo...

Hola Sr Celoso
Los Reyes han dejado un presente en mi blog para ti.!
Feliz Año 2007
Besos
Namaste

Rodolfo N dijo...

Un saludo , amigo y feliz año 2007!

ROx dijo...

Son esas cosas que te producen escalofrío pero que te parecen justas, aunque sepas que está mal...más escalofriante aún. Qué haría yo si viera a mi familia amenazada por un psicópata...es uno de los dolores que tengo que soportar sólo al imaginarlo...

arcana dijo...

( `'•.¸( `'•.¸* ♥ *¸.•'´ )¸.•'´ )
«´¨`•..¤... Namasté ...¤.•`»
( ¸.•'´( ¸.•'´* ♥ *`'•.¸ )`'•.¸ )

arcana dijo...

( `'•.¸( `'•.¸* ♥ *¸.•'´ )¸.•'´ )
«´¨`•..¤... Namasté ...¤.•`»
( ¸.•'´( ¸.•'´* ♥ *`'•.¸ )`'•.¸ )

AnGe!... dijo...

Proooot!! Donde andais?? Falto de musa? Mucho trabajo? Creo que debe ser lo segundo!! Te dejo un abrazo cariñoso y un besito dulce!! ^^

Natinat dijo...

Un embriagante relato, el final es de impacto

Amigo mío, cuídate de las aberraciones, que buena vida tenéis por delante

Os dejo un saludo y mis besos viajeros mi guapo amigo

Nat.

CABINA AÉREA dijo...

Si el cristiano dueño de este negocio está MUERTO, favor comonicarse con la patólogo estrella para que le practique la autopsia respectiva, con miras a determinar si fue autólisis, un vil asesinato o un penoso accidente.

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Doctor Prot! Se extrañan mucho sus letras. Usted sabrá cuando regresar. Un abrazo!

RomRod dijo...

saludos amigo doc!

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Doctor Prot! También se habla a través del silencio. Espero que saque el mayor provecho de esta jornada de meditación.
Un abrazo!

Cicindela Zida'ya dijo...

Genial cuento, me encanta lo que escribes...es bueno retornar de mi ausencia forzada de la blogosfera y tiparme con tus letras...pero ahora veo que eres tu el que se ha alejado..que no sea por mucho tiempo..saludos.

Jota dijo...

Hola, navegando me topé con tu blog, me gustó y quisiera ver algo nuevo. soy de los que escribo pocos post en e mio, pero cuando veo algo que me gusta, quisiera seguir leyendo mas.

espero que estés bien de salud y puedas volver a escribir pronto.

saludos grande desde la República Dominicana (Maimón, de Bonao específicamente)

La Hija de Zeus dijo...

Hola Prot!! que hay de tu vida?

un abrazo

khayo dijo...

deoxxxxxxxxxxxxxx¡¡¡¡¡

almaenamorada dijo...

vengo recordándote a adrte un gran beso amigo!
MUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
**


Espero estes muy bien.

Saluditossss!
=)

Câline dijo...

Se le extraña.

Acerina dijo...

WoooooooooooooooooW!!!!!!!!!!!

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Dr. Prot! Pasé a saludarlo...un abrazo!

Câline dijo...

Gracias por tu comentario... no te olvido. Volverás Prot?

Arcana dijo...

Hola
Sr Celoso

PAse a saludarle
Besos
Namasté

Adriana dijo...

Y es que no vas a volver???

Natasha dijo...

Catastrófico, me ha dejado totalmente aterrada doctor, nunca imaginé que podian existir pacientes así tan amenazadores, tan pesadillozos, salvo en los hospitales psiquiatricos, pero menos me iba a poner a pensar que hubiera médicos capaces de ser verdugos a insulina fría, horror... me he quedado anonadada...

Y dígame Doc, cree qué ¿eso le hace bien?

bueno yo no sé, no sé como ponerme en su lugar, pero trato de comprender... nadie quiere correr riesgos innecesarios... lo lamento


Saludos. te dejo un beso con mucho cariño que te haga bien, mucho bien

Nati