jueves, septiembre 08, 2005

UNO MAS



Giovanni Bologna, Jean Bolougne, Gianbologna, ó Fean Boulogne (no importa al final, pues este es el caso en el cual medio mundo se pelea su paternidad, por lo cual ya entiendo por qué aquel Emperador romano se le conoce por Nerón, a secas), fue un escultor flamenco-florentino, padre absoluto del Manierismo, y el más grande de todos los tiempos, según mi humilde opinión. Ya veinteañero, estudió dos años en Roma, y luego se asentó en Florencia, donde acuñó su carrera hasta el final de sus días.
Este caballero vio agotarse el Renacimiento, e ideó un estilo escultórico que, más que imitar a la Naturaleza y el clasicismo greco-romano, derivase en demostrar la fuerza interna y el carácter de sus obras. Así, el balance y la armonía fueron sustituídos por una intensidad emocional y una ambigüedad interpretativa espeluznantes.

Su estatua ecuestre de Cosimo I (de los Médici, familia bajo cuyo mecenazgo laboró), la cual se ve arriba, en la segunda foto, fue la primera estatua ecuestre de Florencia, y su aparición motivó miles de copias similares de muchos otros artistas famosos. Aún hoy día, es un dechado de la representación transicional entre el Renacimiento y el Barroco.

La obra que hizo famoso a Bologna empezó con un gran fracaso. El escultor Ammanati concursó contra él y ganó el derecho a constuír la Fuente de Neptuno, en la Piazza della Signoria, en Florencia, para celebrar una victoria naval de la ciudad-estado (Sí, en esa plaza estuvo un tiempo emplazado el David de Miguel Angel). Giovanni se mudó a su ciudad natal, Bologna, y realizó su concepto de la fuente, mucho más hermosa y grandiosa que la de su competidor, tal y como puede verse hoy día en la Plaza Mayor de Bologna. Y aquí podemos verla encima de la foto de Cosimo I, con un voluptuoso Neptuno en pose desenfadada y unas pléyades en posturas incitadoras.

Comentario aparte merece su primera escultura sobre El Rapto de las Sabinas, la cual, de acuerdo al ángulo que se mire, tiene un cariz emotivo y una fuerza escultórica diferente, y es considerada por mí, el tope de la escultura en cuanto a perfección técnica y temática. Años después le pidieron repitiese el tema, mas Bologna prefirió reconceptualizar El Rapto, tal cual puede verse en el grupo escultórico emplazado en Viena. Se negó siempre a repetirse, a traicionarse a sí mismo y al arte, por lo cual pagó un alto precio siempre.

Le pido a quienes me honran leyéndome, se paseen por la obra de este ser monumental, trabajador callado y fanático de la perfección de conceptos.

"Los genios empiezan las tareas que solo la gente trabajadora es capaz de concluír", dijo Albert Einstein, quien ya no está aquí para preguntarle; pero yo creo que la frase entera, la del genio-trabajador, corresponde a este escultor.

(En mi post anterior, la escultura fotografiada es de Bologna, hecha en la casa Médici de Pratolino. Mide unos 10 m. de altura).

9 comentarios:

EBE dijo...

Que pasó con Fito Páez????....

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

Son tremendas las esculturas de este señor. La de tu post anterior me hipnotizó... Parece que fuera a cobrar vida.
Comprendo tu admiración.
Las esculturas encierran arte y misterio.

Por cierto ¿sabes qué escultura me gusta a morir?
"El Beso" de Rodin.
Si ya sé, es que yo soy muy mundana, jejejeje

Saludos.

EBE dijo...

Que disfrutas más del Rapto de las Sabinas?..."la perfección técnica y temática" de la obra, parafraseándote,...o acaso la escaramuza romana para robar a las damiselas...???..hay quienes dicen que el tacto "exquisito" y la pasión ardiente de los delicuentes permitió la "rápida adaptación" de las féminas a sus nuevos consortes!!! ..Que tal??
PD: Gracias por tu mensaje en mi blog...(supongo que contribuyò a mi regreso....)

protheus dijo...

Bienvenida EBE: en El Rapto, de Bologna, me llama la atención que, por vez primera, se logra hacer un grupo escultórico de un único bloque de mármol de 5 m. de altura (4,10 las figuras solas), cosa que nunca antes se logró. Además, por vez primera (y nunca superada) se logra el efecto "figura serpentina", es decir, una escultura en espiral que puede verse desde cualquier ángulo, que no tiene frontal, pues. Aparte, la magia para mí reside en que, si la ves desde la derecha de la raptada, luce resignada a ser la mujer del raptor, ya sin fuerzas. Vista de frente la sabina, el cuadro es más tranquilo, y se ve al raptor besándole un pecho, y ella en éxtasis. Finalmente, vista la chica de espaldas, la escena corresponde a una violación. Dime si eso no es ambigüedad y fuerza escultórica.
Por supuesto que a todas estas, es estimulante el erotismo del tema para mí como hombre, sobre todo lo posterior a la "escaramuza".
Edén, Rodin hizo muchas esculturas de El Beso, con muchos modelos en vivo. Camile Claudet, su compañera, fue la que aportó la idea, de principio a fin y, juntos, la ejecutaron. Es una escultura hermosa y sensual, algunos la consideran "porno"; yo, hermosa en lo directo del mensaje. Me recuerda el final de Cinema Paradiso. Comparto tu gusto.

Anónimo dijo...

Dime donde consigo más de ese escultor. espectacular artículo, aunque me quedé esperando más...
Anita.

Luzardo (AKA Procer) dijo...

Son del tipo de cosas que te ponen a pensar, las interpretaciones que des, hablarán mucho de la forma de pensar que tengas.

Vuelve a poner la canción Rolando.

Hombre Lobo dijo...

Pues sí, la verdad es que el rapto de las sabinas es, en cuanto al erotismo que despierta, un tema bastante interesante. Además, toda la historia "mitológica" de Roma está llena de pillos, truhanes, ladrones, oportunistas y descarados delincuentes.

A lo mejor es por eso que me caen tan bien, digo yo.

protheus dijo...

La Cosmogonía griega clásica inició como un intento de explicar el mundo y sus relaciones; pero bien pronto la agarró el populacho, y de allí se enriqueció y también se degradó. Por ejemplo: ¿por qué Zeus es un follador impenitente? Porque todo pueblo sin nombre de Grecia quería descender patrilinealmente del dios de dioses, y se inventaban una relación entre este y alguna pastorcilla o deidad menor supuestamente proveniente del pueblo aspirante. Los gays de la época se inventaron lo de Ganimedes, y la severa y conservadora figura de Hera tenía que ser rebajada, de allí los escarceos graciosos de su inquieto marido. Para mí, se debe diferenciar entre una Mitología "Culta", y otra "Popular"; la primera, explica el orden del Universo y el de dónde venimos, en términos antropomórficos, que son los que mejor se entienden por todos; la segunda, incorpora relatos y leyendas, amén de algunos egos de esas épocas.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Como siempre, lo humano y lo divino.
Todo lo mejor para ti